Blog sobre coches combustible mantenimiento taller

Cambio de neumáticos: por qué y cada cuánto hacerlo

Los neumáticos son una de las partes más importantes del vehículo ya que soportan todo el peso del coche, proporcionándole estabilidad y adherencia, e influyen en la seguridad del vehículo y en el consumo de combustible. Por ello, es importante mantenerlos en buenas condiciones.

Aunque no hay manera de determinar exactamente cuánto dura un neumático, ya que la vida útil y el kilometraje dependen de una combinación de factores como su diseño, los hábitos del conductor, el clima, las condiciones de la carretera y los cuidados que se dispensan al neumático, sí podemos establecer una serie de hitos y recomendaciones que nos ayudarán a mantener nuestros neumáticos a punto.

Cada cuánto revisar los neumáticos:

  • Tras cinco años de uso, deberías llevar tus neumáticos para ser inspeccionados por un profesional al menos una vez al año.
  • Tras 10 años desde la fecha de fabricación de los neumáticos, es recomendable reponerlos por unos nuevos como precaución aunque parezca que están en buenas condiciones y no se hayan desgastado hasta el indicador de desgaste de la banda de rodadura. Lo mismo vale para los neumáticos de repuesto.
  • Si vigilas constantemente la presión de aire, el desgaste de la banda de rodadura, la alineación y demás factores de tus neumáticos, prolongarás su vida.
  • Para el equipamiento original: sigue las recomendaciones de recambio de neumáticos del fabricante del vehículo.

Cómo puedo inspeccionar los neumáticos:

  • Comprueba la presión del aire.
  • Comprueba el desgaste de la banda de rodadura mediante alguno de estos dos métodos:
    • Con un profundímetro
    • Con los indicadores de desgaste marcados en la banda de rodadura
  • Inspecciona los neumáticos en busca de daños o desgaste:
    • Inspecciona los flancos del neumático en busca de pinchazos o bultos, y la banda de rodadura para ver si los neumáticos se están desgastando uniformemente

Todo esto debería hacerse una vez al mes y antes de emprender cualquier viaje por carretera.

También debes prestar atención a la sensación que te transmiten los neumáticos mientras conduces:

  • Una conducción desigual puede indicar que los neumáticos están dañados o excesivamente desgastados.
  • Si notas vibraciones u otras perturbaciones mientras conduces, reduce inmediatamente la velocidad, conduce con cuidado hasta que puedas salirte de la carretera sin peligro y para para inspeccionar tus neumáticos.
  • Si hay algún neumático dañado, desínflalo y sustitúyelo por el de repuesto. Si no detectas ningún daño en los neumáticos y no puedes identificar la causa de la vibración, lleva tu vehículo a un profesional para que inspeccione tu coche.

Señales de que debes cambiar tus neumáticos ahora:

Te recomendamos que repongas tus neumáticos en los siguientes casos:

  • La banda de rodadura se ha desgastado por debajo de los niveles de profundidad recomendados
  • El flanco está dañado
  • Hay algún agujero en la banda de rodadura de más de 6 mm de diámetro
  • El talón está dañado o deformado (el talón es el reborde del neumático que se asienta sobre la rueda)

Si notas algo inusual en tus neumáticos y no estás seguro de qué es, lleva tu coche con un profesional. En Talleres Sai te atenderemos al mejor precio. Contáctanos para cualquier duda escribiendo a info@talleressai.es o a través de Whatsapp al número 615 863 536.

Deja un comentario